Se hará público el libro de bautismos en la ESMA
Santiago Olivera, obispo castrense, anunció este miércoles desde Roma que tiene en su poder el libro de bautismos registrados en la capilla de la ESMA entre 1975 y 1979, mientras funcionó allí una maternidad clandestina, y que a su retorno al país analizará con la Conferencia Episcopal «el modo de presentarlo» en sociedad. Olivera hizo el anuncio luego de reunirse con el papa Francisco, quien le sugirió «socializarlo a la prensa», afirmó. Tras la designación de Olivera, hace seis meses, un centenar de organismos de derechos humanos, organizaciones sociales y religiosas le reclamaron que asumiera la deuda histórica del obispado castrense de «admitir la responsabilidad institucional que tuvo durante el terrorismo de Estado», y que resuelva la «apertura y puesta a disposición de los archivos del Obispado, tanto de la curia como de las distintas capellanías».