Siguen sin acuerdo para gobernar Italia

Luego de 70 días de discusiones, de propuestas y contrapropuestas, de líderes que no querían renunciar a su propia candidatura a primer ministro, los partidos que salieron mayoritarios en las elecciones del 4 de marzo, el antiestablishment Movimiento Cinco Estrellas (M5E) liderado por Luigi Di Maio, y la ultraderechista Liga (ex Liga Norte), guiada por Matteo Salvini, fueron recibidos por el presidente de la República, Sergio Mattarella. Pero en vez de presentar un candidato definitivo para el cargo de primer ministro y un programa de gobierno armado, le pidieron más tiempo, por tercera vez en una semana, para sus negociaciones. Di Maio, que fue el primero en ser recibido por Mattarella, cuando salió del encuentro en el Palacio del Quirinale dijo a los periodistas que había presentado al presidente los avances hechos hasta ahora en el programa de gobierno, pero que le había pedido más tiempo. «Están cambiando los ritos de la política», indicó, recordando que ellos someterán el programa de gobierno al voto online de sus militantes.