Sinergia vital
Las Flores
Con la adhesión de entidades y organizaciones de la comunidad, la localidad bonaerense lleva adelante diversas iniciativas para paliar la actual crisis sanitaria. Participación activa de la textil cooperativa Contex y del Banco Credicoop.
Silvia Porritelli

Codo a codo. Contex fue seleccionada para fabricar barbijos y equipos de protección. (Gentileza Contex)

La acción firme, coordinada y solidaria de las autoridades, instituciones y vecinos permitió amortiguar el impacto de la pandemia en la ciudad de Las Flores. Como ocurre en el resto del país, en esa localidad bonaerense el municipio estableció la obligatoriedad del uso de tapabocas para quienes transiten por las calles. Por otro lado, dispuso que los empleados de las oficinas públicas utilicen tapabocas transparentes para facilitar la lectura de labios o de gestos, y de este modo, comunicarse adecuadamente con personas sordas e hipoacúsicas.
Pero si hay algo que se destaca es la permanente preocupación por generar acciones conjuntas y estratégicas que permitan colaborar con el desarrollo local y la calidad de vida de sus habitantes. «Aquí la sinergia solidaria es muy fuerte –dice el gerente de la filial local de Banco Credicoop, Martín Martino–. Contamos con diversos espacios de participación en el que se articulan cooperativas, instituciones, entidades, cámaras, empresas y el municipio».
Es en esa línea que el entramado colectivo de Las Flores se movilizó con el fin de recaudar fondos para prevenir la expansión del COVID-19. Con donaciones que hicieron los vecinos, se compraron insumos para la fabricación de kits sanitarios (barbijos, cofias, camisolines y cubrebotas), a fin de abastecer al hospital de la zona. También se hicieron más de 4.000 tapabocas para entregar a la población de los barrios más vulnerables. La confección de estos insumos estuvo a cargo de talleristas y cooperativas textiles de la localidad.
A partir de estas experiencias, y por intermedio de la Dirección Provincial de Acción Cooperativa y la Federación de Cooperativas de Trabajo de la República Argentina, la cooperativa Contex fue seleccionada por el Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires para confeccionar 200.000 barbijos quirúrgicos y 140.000 equipos de protección médica.

Beneficios para todos
«El Banco acompañó a Contex en diferentes momentos de su trayectoria, y cuando salió la posibilidad de que la entidad ganara la licitación, desde la filial los asesoramos y colaboramos para destrabar la operación, dado que se trata de una iniciativa que no solo beneficia a la cooperativa sino a toda la ciudad», señala el gerente.
Las Flores es una ciudad con un importante desarrollo industrial textil. A fines de la década de 1990, las grandes compañías del rubro instaladas allí cayeron. Esto dio origen a diferentes entramados asociativos conformados por pequeños talleres especializados, la mayoría organizados en cooperativas. Entre esas experiencias se encuentra Contex que, desde 1998, manufactura con marca propia camisas de vestir y sport, además de otras prendas masculinas. Las mismas se comercializan en un local que la entidad abrió al público en Las Flores y también se venden a unos 200 clientes de diferentes puntos del país. «Lamentablemente, con la apertura indiscriminada de importaciones aplicada durante la gestión del Gobierno anterior, la cooperativa retomó una práctica que realizaba en sus comienzos. Para mantener nuestras fuentes laborales volvimos a confeccionar prendas para terceros», cuenta el presidente de la entidad florense, Damián Luján. Esta reconversión significa que el 80% de la producción de la cooperativa se realiza, como se dice en el rubro, a fasón, es decir, a pedido para otras marcas.
«Los 50 asociados estamos capacitados para hacer prendas de calidad, aunque no podemos competir con las grandes marcas. Por eso cuando alguien elige nuestras camisas lo hace por su buena confección», destaca el presidente. Según Luján, ese profesionalismo y también el compromiso en las entregas, fueron los que llevaron a otras empresas reconocidas de indumentaria a confiarle a Contex la confección de sus prendas.  Y destaca que la idea es «ayudarse entre todos», ya que incluso dan trabajo a otras cooperativas de la localidad cuando no dan abasto con los pedidos que reciben.

Silvia Porritelli