Soluciones a medida
Bitson
Formada por jóvenes profesionales de la Ciudad de Buenos Aires, la cooperativa dedicada al desarrollo de software, mantenimiento de sistemas y consultoría funciona de manera autogestiva desde el primer día. Apoyo del Instituto Movilizador.
Silvia Porritelli

Espacio de trabajo. La entidad informática está constituida por siete asociados. (Horacio Paone)

La industria del software y otros servicios informáticos ha tenido un crecimiento exponencial en las últimas décadas. En ese marco, son numerosas las experiencias colectivas que eligen el modelo cooperativo para emprender un proyecto laboral autogestivo. Una de ellas es la de la Cooperativa de Trabajo Bitson. «Participamos de diferentes congresos y eventos donde pudimos informarnos y vimos que cooperativismo y software libre comparten ideas y conceptos –dice Leandro Colombo Viña, presidente de la entidad–. Como el software libre, el cooperativismo promueve formas de organización que potencian el trabajo colaborativo y mejoran los procesos de desarrollo, además de compartir conocimientos y beneficios».  
La cooperativa, que comenzó a proyectarse en el año 2013 y que formalmente se constituyó en marzo de 2014, está integrada por siete asociados. «Nos especializamos en dar soluciones a medida en cuanto a la implementación de sistemas de hardware y software, preferentemente libres», comenta Viña, técnico superior en Informática Aplicada. También, a través de la investigación, la innovación y la creatividad, Bitson diseña e implementa diferentes programas y aplicaciones web, entre otras soluciones informáticas. Entre los proyectos innovadores que está desarrollando la empresa solidaria de tecnología se encuentran los molinetes de acceso Mopla. «Reduciendo el costo de instalación y de logística, estos dispositivos, de plástico, desarmables y livianos, permiten controlar el flujo de personas sin que tengan que ser instalados de manera permanente en el lugar –explica Viña–. Son muy prácticos y se pueden utilizar en eventos, ferias y encuentros circunstanciales».  


Proyecto innovador
Soluciones informáticas, consultoría, migraciones, soporte y mantenimiento de sistemas son algunos de los servicios de la entidad, que, con el acompañamiento financiero de los micro y mesocréditos que otorga el Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos, instaló y acondicionó su actual oficina. También utilizó estos fondos para poner en marcha el proyecto de producción de los prototipos de los molinetes de acceso. «Para estos dispositivos hemos desarrollado nuestro propio hardware y software de electrónica y los soportes plásticos son provistos por otra cooperativa –cuenta el desarrollador–. La idea es ofrecer una solución integral para el control de acceso. Próximamente los pondremos a la venta».  
Las dificultades que hoy en día atraviesan las pequeñas y medianas empresas argentinas retraen la demanda de servicios informáticos. «Con los costos que hoy maneja el mercado tecnológico, las empresas locales, habituales clientas nuestras, no pueden afrontar el desarrollo de una aplicación que le permitiría mejorar su producción y lamentablemente relegan esas inversiones. Esto hace que nos aboquemos más a cubrir demandas que nos llegan desde el exterior», explica el técnico.
Integrados a la Federación Argentina de Cooperativas de Trabajo de Tecnología, Innovación y Conocimiento (FACTTIC), los miembros de Bitson sostienen que a través del modelo cooperativo se puede lograr el pleno desarrollo individual, en asociación con otras personas. «Al principio fue un poco confuso para nosotros entrar al movimiento cooperativo. En general, uno está adoctrinado y acostumbrado a otra lógica de trabajo, pero encontramos mucha apertura en la Federación». Según el presidente, la vinculación con otras cooperativas de tecnología les permitió sortear numerosos obstáculos y también saber qué dificultades se les podían presentar. «Estamos convencidos de que el modelo cooperativo le ofrece a los que lo eligen la posibilidad de tener un trabajo digno y calificado, además de buenos retiros», dice el presidente de Bitson, y concluye: «También sabemos que implica un compromiso y un involucramiento permanente».