Succession
HBO

Succession sigue la vida en Nueva York de la influyente familia Roy, propietaria de uno de los imperios audiovisuales más grandes de Estados Unidos: Waystar Royco. Compuesta de dos temporadas,  la historia se centra en Logan, un anciano de 80 años con un estado de salud muy debilitado, que lleva a sus hijos a prepararse para suplir su puesto en la empresa. No obstante, ninguno de ellos convence del todo al magnate, por lo que se aferrará a su trono hasta que las fuerzas se lo permitan. La primera temporada se limita a indagar en las personalidades e intenciones de cada miembro de la familia, antes de explotar sus conflictos en la segunda. Así, conocemos a Logan, el cabeza de familia, interpretado por un soberbio Brian Cox. Su heredero natural es Kendall (Jeremy Strong), mientras que  Kieran Culkin  interpreta a Roman, el caótico hermano menor que regala los momentos más grotescos de la serie. El cuarteto  de sucesores se completa con Shiv (Sarah Snook), la única hermana,  y Connor (Alan Ruck), el mayor de todos. La serie se adentra en un mundo de traiciones, corrupción y abusos, con una crítica astuta a la clase privilegiada. La serie consigue que se empatice con personajes despreciables a los que solo los motiva el poder. A medida que avanza la trama, los miembros del clan se vuelven cada vez más siniestros y se pierden en un laberinto de toxicidad que no parece tener límites.

Juan Pablo Russo