Tensión en Irán

El comandante de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán, Hossein Salami, expresó sus condolencias y dijo que nunca se había sentido tan avergonzado como luego del derribo por error, el pasado 8 de enero, del avión Boeing 737-800 de pasajeros ucraniano, que produjo 176 muertes. El comandante militar señaló que después del asesinato del general iraní Qassem Soleimani sus Fuerzas Armadas se encontraban en la «atmósfera psicológica de una guerra desconocida con Estados Unidos». Poco después de que Irán lanzara un ataque con decenas de misiles balísticos contra bases iraquíes que albergan tropas estadounidenses, el vuelo 752 de Ukraine International Airlines fue identificado erróneamente como un objetivo hostil por el Ejército iraní que se encontraba en alerta máxima en ese momento. Por su parte, estudiantes iraníes encabezaron las protestas contra el Gobierno el domingo en Teherán. Cientos de jóvenes se concentraron en las universidades de Shahid Beheshti y Alame Tabatabai para manifestarse contra el accionar del Ejecutivo iraní. También se lanzó una convocatoria en redes sociales para celebrar una vigilia en honor a las víctimas de la tragedia aérea en la plaza Azadi de Teherán, pero los comandos antidisturbios reprimieron la concentración.