Tigres a punto de saltar
Helena Tritek

La directora Helena Tritek presenta Tigres a punto de saltar, pieza de cámara para 25 espectadores en homenaje al genial Tennessee Williams. A partir de poemas («En el invierno de las ciudades», «Androgyne mon amour») y fragmentos de obras (entre otras, Un tranvía llamado Deseo), Tritek despliega un espectáculo bellísimo y conmovedor, en el que intensas situaciones inspiradas por personajes o textos de Williams se ven enmarcadas en una clínica psiquiátrica. El deseo y su represión con medicamentos, la imaginación y el delirio sometidos, son tensiones que oprimen los cuerpos femeninos. «Tigres fulminantes están por saltar. Son hombres hambrientos cuyas mujeres están mutiladas por el odio», escribió Williams. Tritek tiene en su trayectoria notables puestas (Venecia, 33 Variaciones, Filomena Marturano), pero brilla en esta joya con toda la plenitud de un estilo único. Su teatro trabaja con la belleza y el misterio de las imágenes, en dirección contraria al realismo. Es un teatro simbolista, onírico, con referencias a lo mítico, lo inconsciente y lo sagrado. Un equipo de valiosos actores –León Bara, Corine Fonrouge, Analía Montenegro, Carlos Ponte, Silvina Quintanilla, Ezequiel Ruiz, Jorge Sánchez Mon, Carolina Solari, Rolo Sosiuk y Denise Vasiloff– compone múltiples personajes. (Patio de Actores)

Jorge Dubatti