Todas las voces
Ahora que el feminismo está de moda
El Espacio de Géneros del CCC organizó un encuentro que reunió a referentes de organizaciones sociales, y en el que se abordaron las temáticas que atravesaron la agenda durante 2018, un año crucial para el movimiento de mujeres.
Pablo de Micheli

Reunión. Se llevó a cabo en la sala Laks. (JORGE ALOY)

 En el Centro Cultural de la Cooperación Floreal Gorini, militantes de colectivos feministas debatieron en la charla Ahora que el feminismo está de moda. En la misma se abordaron los logros de 2018 y los desafíos venideros en relación al aborto legal y la violencia de género, entre otros temas. La organización estuvo a cargo del Espacio de Géneros del ccc y coordinaron las investigadoras Carla Degliantoni, Luciana Mignoli y Paula Aguilar.
En la apertura de la charla, que se dio días después del fallo por el femicidio de Lucía Pérez, Mignoli apuntó: «Nos parece que también es necesario seguir encontrando espacios amorosos y celebratorios para reciclar energías y para seguir las luchas». Jeniffer Parker (militante afroargentina), abordó la problemática en torno del racismo en el feminismo. Por su parte, Camila Lynn (delegada de ATE –Asociación de Trabajadores del Estado– en el Ministerio de Salud de la Nación), sostuvo que las vigilias en 2018 alrededor del Congreso de la Nación por la sanción de la Ley de Interrupción voluntaria del embarazo (IVE) «lograron visibilizar un tema que nosotras mismas, al interior de las organizaciones, teníamos tapado».
Luego habló Gisel Sosa (del Comando ESI, grupo que impulsa la efectiva aplicación de la Ley de Educación Sexual Integral). «Esta marea verde –comentó Sosa– vino a dar como un broche de oro a los más de 30 Encuentros de Mujeres y a poner en la agenda mediática los temas que queríamos tratar nosotras desde el feminismo». Le siguió Alejandro Aymú (de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto de la CABA e investigador del ccc), quien destacó los esfuerzos por «dar visibilidad» al colectivo de la disidencia sexual. «Se considera –destacó Aymú– como el único sujeto que es capaz de atravesar por una situación de aborto a la mujer cis heterosexual, y hay muchas personas que no son mujeres, que no son cis ni heterosexuales, que pueden atravesar situaciones de aborto y no son visibilizadas y no fueron visibilizadas en el proyecto de ley». Desde el colectivo de Murgueras Independientes de Buenos Aires, Tamara Kallsen reflexionó sobre «cómo desde el arte intentamos apropiarnos de estas consignas y de estas luchas y transmitirlo a muchos lugares donde también entramos en jaque de no saber cómo poder laburar todas estas temáticas». «Hablar  sobre la violencia sexual que sufren les niñes hoy por hoy todavía cuesta», subrayó Andrea Mila, de la Red Nacional de Visibilización Contra el Abuso Sexual a Niñas, Niños y Adolescentes.
También estuvo presente Violeta Boronat Pont, integrante de Fundación Idelcoop y del grupo de Mujeres con Megáfono, trabajadoras de entidades cooperativas. «¿Qué hicimos desde este espacio?: empezar a pensarnos como colectivas, a agruparnos, a formarnos», comentó Boronat. También habló Irma Caupan Perriot, integrante del Movimiento de Mujeres Indígenas por el Buen Vivir. «Lo que hacemos es visibilizar lo que pasa con las hermanas de los territorios, poder apoyarlas, poder visibilizarlo y este año, más que nada, concluyó, nos unimos con las hermanas afro, con las negras, tratando de tener cada vez más fuerza», dijo.