Un nuevo impulso
Renacer
Con base en Santa Rosa, La Pampa, la empresa recuperada de limpieza, hoy cooperativa de trabajo, logró concretar importantes objetivos, como ser proveedora del Estado provincial en la Cámara de Diputados. Apoyo de la filial local del Banco Credicoop.
Silvia Porritelli

Equipados. Con un microcrédito del IMFC pudieron adquirir máquinas y uniformes. (Ricardo Echañiz)

Fue en el año 2015 cuando un grupo de trabajadoras y trabajadores pampeanos decidió formar la Cooperativa de Trabajo de Mantenimiento y Limpieza Renacer. La incitativa surgió cuando se enteraron de que la empresa para la que desempeñaban tareas iba a cerrar. Con el asesoramiento de la de Cooperativa Popular de Electricidad de Santa Rosa (CPE), se capacitaron y organizaron para comenzar a brindar servicios en la capital pampeana.
«Inicialmente, para solventar gastos y comprar insumos y equipamientos, empezamos a realizar limpiezas en obras, pequeños arreglos de pintura y electricidad y otras tareas de mantenimiento». Así recuerda los primeros pasos la secretaria de la entidad, Andrea Archaneszen. La eficiencia y la responsabilidad aplicada en sus labores fue la mejor carta de presentación a la hora de participar de una licitación pública para prestar servicios en dependencias de la Cámara de Diputados de La Pampa. «Cuando la cooperativa ganó la compulsa, desde nuestra filial la ayudamos a gestionar un microcrédito ante el Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos. Con esos fondos la entidad adquirió nuevas maquinarias, uniformes y carros de limpieza», dice Jorge Abate, gerente de la filial Santa Rosa de Banco Credicoop.
Mantenimiento integral de espacios (interiores y exteriores), limpieza, parquización, jardinería, electricidad, albañilería y pintura, son algunos de los servicios que presta Renacer a clientes particulares, instituciones, comercios y organismos públicos. «Ni bien arrancamos nos dimos cuenta de que si queríamos sostenernos y crecer debíamos formarnos y capacitarnos en diversos aspectos. Tanto para el desempeño eficiente de las tareas específicas requeridas por los clientes, como para el manejo sanitario y de seguridad», explica la presidenta, María Celeste Moreno. Gestión administrativa, organización cooperativa y género son otros temas en los que permanentemente se están capacitando los y las integrantes de Renacer.

Otros desafíos
Cuando se decretó el aislamiento social obligatorio, Renacer continuó trabajando, dado que las prestaciones de limpieza y mantenimiento fueron consideradas esenciales. «No paramos en ningún momento porque rápidamente tomamos los recaudos necesarios y aplicamos las medidas de cuidado para no contagiarnos», dice Archaneszen. Según destacan los y las cooperativistas, democracia, participación, ayuda mutua, esfuerzo compartido, solidaridad y equidad son los principios que rigen al colectivo pampeano. «Acá no hay diferencias entre quienes están en la administración y los que van a trabajar afuera. Todos cobramos lo mismo; cobramos por las horas trabajadas», asegura Moreno. Renacer participa en la Federación de Cooperativas Pampeanas, entidad que reúne a cooperativas de trabajo de esa provincia. Según explica la presidenta, el objetivo de esta integración es promover a las organizaciones de la economía social pampeana, a nivel local y regional. Esta integración es la que permitió que, luego de muchos años de reclamar en diferentes instancias, Renacer consiguiera que se derogara un decreto del año 1994 que prohibía, entre otras cosas, que las cooperativas de trabajo fueran proveedoras de servicios eventuales a nivel público. «A través del IMFC y de Cooperar, hicimos gestiones para que el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social eliminara esta restricción», cuenta Abate.
Renacer surgió por el impulso de 7 trabajadores y trabajadoras, la mayoría jefas de hogar. Hoy ya cuenta con casi 30 integrantes. Ampliar sus prestaciones, mejorar sus condiciones laborales, conseguir nuevos clientes y generar más fuentes de trabajo son los principales objetivos que se proponen impulsar las y los cooperativistas pampeanos.