Un proyecto posible
Lanzamiento editorial
Carlos Heller presentó en la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires su último trabajo, junto con el periodista Eduardo Aliverti, ante una sala colmada. La política económica del gobierno de Cambiemos, bajo la lupa. Análisis y propuestas.
Mirta Quiles

Sala Rodolfo Walsh. Heller junto a Aliverti: «El límite del ajuste es la capacidad de resistencia de los ajustados». (Horacio Paone)

En el marco de la 45º Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, Carlos Heller presentó, en la Sala Rodolfo Walsh, su último libro Diez promesas falsas. Por qué fracasó la economía de Cambiemos, acompañado por el periodista Eduardo Aliverti. La publicación, editada por el Grupo Planeta, es una recopilación estructural de las intervenciones periodísticas de Heller tanto en radio –sus análisis semanales en Marca de Radio y Caballero de Día– como en gráfica –sus columnas de opinión para Tiempo Argentino y Página/12–. En la presentación, Aliverti destacó tres de los diez conceptos desarrollados en el libro, que ponen en evidencia la falsedad del discurso cambiemita: la herencia recibida, pobreza cero y la utilización del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) del Anses. Respecto a este último, el periodista señaló: «Carlos siempre se ha destacado por instalar, promover, alertar acerca de los temas que están por fuera de agenda y este es uno de ellos». Y agregó: «Quiero destacar además que el libro no es solo un recorrido o una recopilación por los fracasados diagnósticos y propuestas de Cambiemos, sino que también conlleva propuestas». Para luego cerrar sosteniendo: «Finalmente quiero decir que es un hallazgo ese chiste que habla de un tipo que se tira desde un decimoquinto piso y que, cuando va por el sexto piso, alguien le pregunta cómo va, y dice: “Bien. Por ahora bien”. Estamos presentando el libro de un tipo que desde un primer momento dijo que había alguien tirándose de un decimoquinto piso, arrastrándonos a todos nosotros. Estamos presentando, además, el libro de alguien que resiste un archivo y este es un momento de privilegio para todos nosotros en un país donde casi nadie resiste un archivo».
A su tiempo, Heller aclaró que el libro solo analiza las medidas de política económica puestas en marcha hasta fines de 2018, «un limitante, ya que faltan los cuatro últimos meses de este año» señaló Heller.

Diez promesas falsas. Una mirada crítica sobre la gestión económica del macrismo. (Horacio Paone)

Al hacer una mirada retrospectiva de 2018, Heller señaló a la movilización popular contra la reforma previsional del 14 de diciembre de 2017 en la Plaza del Congreso como el inicio del desmoronamiento del plan económico que Cambiemos pugnaba por imponer. «Ya nada sería igual en la Argentina y así fue, mirando todo 2018». Junto con la movilización, Heller remarcó además la recordada conferencia de prensa de fines de diciembre, cuando se anunció el fin de las metas inflacionarias previstas hasta 2020. «Ahí tuve la certeza de que el Gobierno había entrado en un camino sin retorno. Y como siempre digo, una vez más quedó demostrado que el límite del ajuste es la capacidad de resistencia de los ajustados,  porque fue ese 14 de diciembre un punto de inflexión en el desarrollo y en el destino de la gestión de Cambiemos».Inflación y recesión
Además de los tres ejes señalados por Aliverti, el libro reflexiona acerca del cambio que impulsa el actual gobierno, que es en realidad el regreso de las políticas neoliberales; el fracaso de la lucha contra la inflación y la recesión como destino cierto; la pretensión de generar empleo dándole impulso a la flexibilización laboral; la lluvia de inversiones como un mal pronóstico; el respeto a las instituciones como un eslogan; el ajuste presentado como gradual que deteriora sin pausa los ingresos; el «regreso» de la Argentina al mundo y la frustración diplomática. Y, por último, el pago a los fondos buitre y el regreso al Fondo Monetario Internacional, evidencia de un descenso presentado como una suerte de salvación.
Tras la intervención de Heller, el público le realizó preguntas que giraron particularmente sobre lo político y lo económico luego del 10 de diciembre de 2019. «Hay algo que vale tanto para este Gobierno como para cualquier otro: uno tiene que hacer las cosas en las que cree», sostuvo Heller. Y continuó: «¿Se puede hacer otra cosa? Claro, lo primero que hay que tener es convicción profunda. La situación del 10 de diciembre de 2019 no va a ser mucho peor que la del 25 de mayo de 2003, lo que hace falta es tener un proyecto, convicción y respaldo popular para llevarlo adelante». El presidente del Banco Credicoop sostuvo que la respuesta podría cerrarse allí; sin embargo, fue más allá y señaló los cuatro motores de la economía que hay que impulsar para llevar al país por la senda del crecimiento: desarrollo del mercado interno, limitación de las importaciones, regulación estatal y administración del tipo de cambio. Así lo explicó: «Todo lo que en la Argentina se produce, no se importa. En consecuencia, control de las importaciones, salarios, jubilaciones, AUH por arriba de la inflación, intervención en la cadena de valor por parte del Estado, mercado financiero regulado –con una nueva Ley de Entidades Financieras– y generar alianzas estratégicas internacionales. Llevar adelante esto, solo pueden hacerlo hombres y mujeres convencidos, que entusiasmen a la ciudadanía para que se vuelva a enamorar de un proyecto posible. Otra política es la solución. Se puede. Primero hay que ganar las elecciones, pero se puede. Y como siempre digo, nuestro histórico referente del movimiento cooperativo, Floreal Gorini, el día que inauguró el Centro Cultural de la Cooperación terminó con una frase que decía: “Otro país mejor es posible si la gente quisiera y si lucha para conseguirlo”».
Consultado acerca de cómo modificar la distribución del ingreso en el país, Heller afirmó: «La única herramienta efectiva para modificar la distribución de la riqueza y de la ganancia en el sistema capitalista es la política impositiva, que tiene que ser justa, pero que es necesaria. Sin una buena política impositiva, es imposible modificar el proceso de acumulación hasta el infinito que produce el sistema capitalista y que a nivel mundial arroja los siguientes números: en 2010, 388 milmillonarios tenían la riqueza de medio mundo; en 2012, bajaron a 159; en 2014 a 80; en 2016, a 61; y en 2018 a 26. Esto es lo que tiene que corregir la política impositiva en el mundo».
Para cerrar la presentación, Aliverti le preguntó al dirigente cooperativista si hay un límite para la acumulación política para vencer a Macri, y Heller respondió: «Cuando uno dice el único límite es Macri, no hace referencia a un nombre propio. El único límite es lo que representa Macri. El único límite es que hay que construir, con todos aquellos que estén dispuestos, un proyecto diferente, ahí sí se tiene que ser todo lo amplio, lo diverso y lo plural posible. Pero hay cuatro o cinco ejes que deben ser los que ponen el límite a la amplitud, porque si no, el problema es que se puede ganar una elección, pero al tener una coalición tan difusa, desde el punto de vista de los objetivos, es posible que se encuentre una enorme dificultad para luego poder llevarlos a la práctica. En mi visión, la frase “el límite es Macri”, se traduce correctamente en: el límite es el modelo que Macri representa».