Valores en marcha
Credicoop
En la ciudad de Corrientes, el banco cooperativo abrió una nueva filial con un multitudinario acto al que asistieron autoridades, personal y vecinos de la zona. Servicios financieros solidarios y apoyo a la inversión y a las actividades productivas.
Paso al frente. Tras la inauguración, los presentes recorrieron el edificio. (German Pomar)

En una nueva apuesta a los servicios financieros solidarios orientados al desarrollo productivo, se inauguró una nueva filial del Banco Credicoop, esta vez en la ciudad de Corrientes. Estuvieron presentes en el acto de apertura los consejeros zonales Miguel Ángel Fabbro y Antonio Tenchuk, el gerente regional, Roberto Alí, la gerente zonal, Susana Depetris, el gerente de la filial, Gustavo Lamy, el presidente de la comisión de asociados, Vicente Báez, funcionarios, personal y dirigentes. También el sacerdote Ariel Weimann, enviado especialmente por el Arzobispado de Corrientes, quien bendijo el edificio.
Las palabras iniciales de la inauguración estuvieron a cargo de Fabbro. El dirigente expresó su satisfacción al encontrarse en la sede de la flamante filial en compañía de asociados con motivo de su inauguración «en esta localidad caracterizada por la pujanza de sus empresas, trabajadores y vecinos». «En el Banco Credicoop –agregó– estamos para brindarles servicios y apoyar las actividades productivas y la inversión de las empresas, en particular las pequeñas y medianas, apoyar a sus trabajadores y a los vecinos a satisfacer las necesidades del hogar y la familia y sus proyectos de progreso social».

Alcance nacional
Lamy, gerente de la filial, expuso en su discurso los números del próspero presente de Credicoop. «Somos un banco con alcance nacional en 21 provincias, con 265 filiales operando a lo largo y ancho del país. Somos el único banco cooperativo de la Argentina, estamos entre los siete bancos más importantes del sistema financiero sobre un total de 78 entidades financieras, somos el tercer banco privado nacional, contamos con más de dos millones de usuarios vinculados, tenemos un desarrollo tecnológico de primer nivel», enumeró.
A la par, señaló que «estamos seguros de brindarles excelentes servicios y atención personalizada cálida y profesional que les hará sentirse en su propia casa, en su propio banco, porque eso es Banco Credicoop, el banco cooperativo, donde son asociados y no clientes».
Alí, en tanto, expresó la satisfacción por la inauguración de la filial y agradeció el apoyo brindado para concretar el emprendimiento. «El Banco Credicoop –dijo luego– tiene como uno de los objetivos establecidos en su Misión y Estatutos brindar eficientes servicios a las empresas (en particular las pequeñas y medianas empresas) y a las personas y contribuir al desarrollo económico y social del país, de cada ciudad. También transmitir un mensaje solidario con fuerte contenido social a favor de sus asociados, favoreciendo su activa participación en la dirección y en la gestión diaria en cada filial a través de las comisiones de asociados y de las actividades que estas organizan junto al resto de los asociados, en contacto con la comunidad en general».
El gerente regional también llamó a contribuir, desde el cooperativismo, a desarrollar políticas en lo económico y social «más enérgicas y equitativas, con una más justa distribución de la riqueza, que brinden trabajo digno a todos sus habitantes, que privilegien los valores humanísticos y solidarios».
El mejor ejemplo, dijo luego, es el proyecto de ley presentado por Carlos Heller, presidente de Credicoop, en el Congreso de la Nación, denominado Proyecto de Ley de Servicios Financieros para el Desarrollo Económico y Social. «A este cambio queremos contribuir desde el movimiento cooperativo, junto al resto de las entidades cooperativas y sociales, las pequeñas y medianas empresas y trabajadores, con nuestra labor cotidiana de servicios y asistencia financiera, de créditos accesibles, pero también con nuestra actividad educativa, social y comunitaria».