Voces de la disidencia

En una actividad organizada por la Biblioteca Utopía y realizada en la sala Jacobo Laks del CCC Floreal Gorini, se presentó la novela Los machos se duermen primero, de Rodolfo Omar Serio. Acompañó al autor Omar Acha, investigador del Conicet y docente de Filosofía y de Historia en la Universidad de Buenos Aires y presentó Mirta Villalba, coordinadora de la Biblioteca Utopía. Completaron la mesa Damián Luppino y Lila Hassid, de Omnívora, editorial que publicó el libro. En la apertura, Villalba destacó: «Esta novela de Rodolfo Serio es del tipo de obras que son de importancia para el proyecto más abarcador de lo que hacemos. Interesa comprometerse en producciones culturales que hablan de esta época y sus transformaciones». La homosexualidad como conflicto en la literatura y la política argentina es uno de los ejes del libro. Acha, en tanto, calificó a la novela de «documento de época» por plantear, entre otras cuestiones, temas de la vida cotidiana ligados con los deseos, miedos y esperanzas. «No nos da recetas sobre cómo pensar y cómo sentir, sino que nos muestra el desgarramiento de lo que somos, la multiplicidad de decisiones que nos habitan y las potencialidades que muchas veces cerramos o clausuramos pero que siempre están abiertas». Para Serio, la literatura gay no es un género, sino una «categoría política». «Se podría hacer literatura gay de ciencia ficción, literatura gay de policial, literatura gay de lo que fuera y, sin embargo, la existencia de personajes gays estuvo vedada durante la mayor parte de la literatura del siglo XX, tuvo que pasar algo para que eso que estaba en el campo de lo indecible pudiera ser dicho». Los tres textos que motivaron al autor en la redacción de su obra fueron: un panfleto del grupo MUA (Maricas Unidas Argentinas), un cuento de Carlos Correas («La narración de la historia») y una carta de un delegado sindical del Partido Comunista.  


«Los machos se duermen primero». Serio, Acha, Hassid y Luppino, en la sala Laks.